En mi recorrido por diferentes lugares del mundo, he tenido la bendición de experimentar diversas culturas y tradiciones y poder verlas de cera. Podemos leer, documentarnos, pero no sera lo mismo cuando los cuentras frente a frente. Uno de los destinos que dejó una impresión indeleble en mi corazón fue la comunidad Amish. Su forma de vida simple y arraigada en la fe dejó una profunda huella en mi alma y me enseñó valiosas lecciones sobre la importancia de mantenernos fieles a nuestros valores y convicciones en un mundo en constante cambio.

Los Amish, con su estilo de vida único y su compromiso con la comunidad y la fe, son un ejemplo extraordinario de resistencia ante las presiones y las influencias externas. Aunque el mundo moderno avanza rápidamente hacia el futuro, muchos Amish continúan aferrándose firmemente a sus convicciones, rechazando la tecnología y las comodidades de la vida moderna en favor de una existencia simple y centrada en Dios.

Esta experiencia me llevó a reflexionar sobre mi propia vida y mis creencias. A menudo pensamos que somos conservadores en nuestra forma de vivir o en la fe que practicamos, pero al observar de cerca la devoción y la obstinación de los Amish, me di cuenta de lo lejos que estamos de alcanzar ese nivel de compromiso. Su resistencia ante la modernidad es un testimonio de su profunda conexión con Dios y su disposición a vivir en obediencia a su fe, incluso cuando el mundo a su alrededor cambia rápidamente.

Aprendí que permanecer fieles a nuestros valores y convicciones es una decisión poderosa y valiente, especialmente en un mundo que a menudo nos empuja en direcciones opuestas. La determinación de los Amish para mantenerse arraigados en su fe y su estilo de vida simple es un recordatorio inspirador de la importancia de seguir nuestros principios, incluso cuando enfrentamos adversidades y presiones externas.

En definitiva, mi encuentro con la comunidad Amish me permitió entender y valorar la poderosa verdad de permanecer fieles en nuestros valores y convicciones, independientemente de los cambios y desafíos que enfrentemos en la vida. Su ejemplo de devoción y obstinación es una fuente de inspiración para todos nosotros, independientemente de nuestras creencias y tradiciones. Que podamos seguir su ejemplo y vivir con integridad y fe en medio de un mundo en constante cambio.

Obsevar este Documental de DW y conoce de cerca, una VIDA como have 300 años.

Cultivos

Propiedad Amish

Maryland